Saturday, December 30, 2017

La tranquilidad interior

La paz de Dios está presente en todo momento. Es una paz profunda y constante que es el fundamento mismo de toda la vida. Todo el fluir y la actividad de la vida ocurren en el campo de la paz. La paz está en el corazón mismo de toda la creación.

Yo soy una con la paz de Dios. Esta paz es mi fundamento. Todas las actividades de mi vida se realizan en este campo de paz profunda e inquebrantable.

Declaro que tengo una tranquilidad interior que es evidente en todas mis relaciones. Me comunico de una manera clara, relajada y dulce. La paz de Dios siempre está disponible para mí, está siempre presente y acudo a ella cuando la necesito. Está presente en todas mis interacciones, y experimento una calma interior.

Doy las gracias por el reconocimiento de esta paz que es el fundamento mismo de mi ser.

Dejo ir esta palabra hacia la Ley y la dejo ser.

Y así es.

Diane Tapogna, RScP
Centro para la Vida Espiritual, Santa Rosa

Saturday, December 23, 2017

El amor siempre está presente

Hay un Espíritu generoso y bondadoso, una vida interconectada que incluye a todo: todos los aspectos formados y no formados de la vida. Todo está entretejido en este tapiz de la vida. La naturaleza de la vida es la alegría pura. El Espíritu se deleita en Su propia expresión perfecta. Todos los seres están incluidos en esta red interconectada de la vida.

Yo soy una con este Espíritu bondadoso. Su amor y su alegría viven en mí.

Acepto para mí misma una profunda comprensión de que el amor siempre está presente. Fluye hacia mí y a través de mí. Declaro que estoy totalmente abierta para recibir el amor cósmico y el amor humano. Soy una gran dadora de amor. Este amor me conecta íntimamente con la vida y con las demás personas. Estoy llena del gozo natural de estar viva. Mi conexión con el Espíritu es fuerte y profunda. Mi capacidad para experimentar una conexión profunda se está expandiendo.

Doy las gracias por esta verdad acerca de la presencia de la alegría y el amor en mí.

Dejo ir esta palabra hacia la Ley, y la dejo ser.

Y así es.

Diane Tapogna, RScP
Centro para la Vida Espiritual, Santa Rosa

Saturday, December 16, 2017

Oración afirmativa para la sanación

Hay una fuerza ilimitada y todopoderosa para el bien que se entrega eternamente a su creación. Es la Inteligencia divina y el gran poder sanador, que crea y renueva la perfección de la vida. Toda la creación está entretejida e interconectada, así como todo lo que está detrás de la creación, como un gran tejido de vida. Esta plenitud infinita es la esencia de todos los seres.

Esta gran plenitud es mi esencia. Es lo que soy y, al declarar mi palabra, todo el poder de la creación se alinea con esta verdad.

Yo soy una con el poder para el bien. El poder sanador renueva la perfección a través de mí. Yo soy una con el Espíritu, con la vida. Acepto para mí misma una sanación total. Cada parte de mi cuerpo está expresando una mayor integridad. Ser libre de dolor es mi estado natural, el cual se está restaurando en mí en este momento. Acepto un sentimiento de conexión profunda con el Espíritu y una conexión profunda con mi familia y mis amistades. Acepto que hay apoyo disponible para mí cuando lo necesite.

Acepto ser totalmente libre de cualquier temor, dolor, o de cualquier creencia en la demora o el obstáculo. En su lugar, acepto una fe y una confianza profundas. Declaro para mí misma una conexión inquebrantable y vasta con el Espíritu.

Doy las gracias por el reconocimiento de esta verdad y la acepto como un hecho en mi vida.

Dejo ir esta palabra hacia la Ley, y dejo que así sea.

Y así es.

Diane Tapogna, RScP
Centro para la Vida Espiritual, Santa Rosa

Wednesday, December 6, 2017

Mi fuerza está renovada

Hay una vida única. Es la vida del Espíritu Viviente. Este Espíritu siempre está presente. Vive su vida en toda su creación. Su naturaleza es la fortaleza. Es el poder creativo y generoso del Espíritu Viviente que siempre trae mayor claridad e inspiración, que siempre está renovando la vida por medio de su energía ilimitada. La fortaleza del Espíritu Viviente es constante y flexible; se renueva eternamente en cada momento.

Ya que toda la creación está incluida en esta vida única del Espíritu Viviente, sé que yo también estoy incluida. Todos los atributos del Espíritu están vivos en mí.

Por lo tanto, acepto para mí misma una completa renovación de fuerza –una fuerza constante, flexible y poderosa–. Me enfoco en aquello que tiene vida en mí, el poder creativo que se mueve a través de mí. Vivo alineada con la verdad espiritual de que la naturaleza del Espíritu se expresa como yo. Me permito ser apoyada por esta fortaleza y este poder. Me abro para recibir esta bondad y renovación que se dan tan libremente.

Doy las gracias por este reconocimiento de la fortaleza del Espíritu en mí y en todo mi alrededor.

Confío en que la Ley que gobierna el universo responde a mi palabra.
Y así es.

Diane Tapogna, RScP
Centro para la Vida Espiritual, Santa Rosa





Friday, November 24, 2017

Mi fe en la bondad se profundiza

Hay un poder creativo, una mente. Es el poder del Espíritu viviente y opera a través de la mente única para crear y expresar la bondad, para crear vida. Este poder creativo siempre está activo y presente. Se entrega plenamente a todos y a todos por igual. Es constante, firme y estable. Es infinito y eterno.

Yo soy una y uno con este poder creativo, con la mente única.

Acepto una mayor experiencia de la bondad en mi vida. Me abro para recibir una fe profunda en la bondad de la vida. Confío en que el poder creativo se mueve a través de mí para expresar más bien, más amor, más amabilidad y más paz. Tengo una consciencia inquebrantable acerca de esta verdad espiritual constante y decidida que sustenta a la vida.

Celebro esta realización de la bondad y mi consciencia de ella. Con gratitud, acepto la profundización de mi fe.

Dejo ir esta palabra hacia la ley que me devuelve su intención.

Y así es.

Diane Tapogna, RScP
Center for Spiritual Living, Santa Rosa

Tuesday, October 31, 2017

Oración afirmativa para crear paz

El Creador Genio de todo lo que es, conocido como Dios, es la Inteligencia Divina que está presente en todas partes y en todo momento. Desde la galaxia más grande hasta la partícula atómica más pequeña, esta presencia creativa es increíble. Su naturaleza es Paz, Amor, Belleza, Equilibrio, Armonía y Existencia Eterna.

Mi vida está animada por este poder creativo y motiva estas palabras de oración. Así como mi vida es una expresión viviente de esta Presencia Inteligente, así lo somos todos –únicos, diversos y cada uno irremplazable–.

Esta oración afirma que, sin importar las circunstancias de nuestro mundo personal o de nuestro planeta, el paisaje interior de nuestra experiencia personal es tranquilo y sereno. Cada experiencia es una oportunidad para percibir la Divinidad encubierta en la vestimenta de nuestras expectativas personales. Al cuidar nuestros pensamientos como un jardín, descartamos el pensamiento negativo, destructivo e improductivo. En su lugar, sembramos semillas de amor, alegría y paz.

Enfocándonos en nuestra práctica, dedicamos tiempo diario a convivir con la naturaleza, cultivando así nuestra relación con la Divinidad, cada uno a su manera única. Esto nos trae una sensación de tranquilidad, y permite que la vida fluya a través de nosotros sin obstáculos.

Agradecida por esta conexión profunda con la Divinidad, dejo ir esta oración a las leyes espirituales que traen más amor, paz y alegría a nuestra experiencia.

Y así es. Amen.


Andra Sandberg, RScP
Center for Spiritual Living, Santa Rosa



Wednesday, October 18, 2017

Oración por la paz

“La Paz es el poder en el Corazón de Dios”.

Este poder siempre está disponible, expresándose eternamente en formas creativas. La energía divina, de la cual todo está hecho, se moldea de manera única como cada uno de nosotros. Nosotros somos la representación de Dios en el aquí y el ahora. En la eternidad que nos trae a este momento presente, comparto esta oración por la paz para nosotros y para nuestro planeta, a medida que seguimos evolucionando.

Que predomine el sentido común y que se unan las personas razonables en nuestro gobierno y entre las naciones del mundo para facilitar lo Bueno. En este momento, todo está alienado por las fuerzas divinas de la ley espiritual para traer la paz. La paz surge dentro de los corazones de la humanidad para ver con más claridad el mandamiento de amarnos los unos a los otros. Aparecen líderes que perciben la conexión espiritual profunda de nuestro precioso planeta y sus residentes, y trabajan conjuntamente para fortalecer todos los caminos hacia la paz. La paz es la visión, el amor es la estrategia, y la práctica es el medio por el cual nos sanamos a nosotros mismos y a nuestro planeta. Por lo tanto, afirmo que estos elementos ya están activos en nuestras vidas; y somos libres para ser un pilar para la paz en el mundo. Lo integramos a nuestras interacciones con nosotros mismos y con otros, y esto inspira a otros en su camino hacia la paz.

La paz es mi fundamento ahora. Cuando me agito y me aparato de ella, digo: Inhalando, calmo mi cuerpo. Exhalando, sonrío. Morando en el momento presente, sé que este es un momento maravilloso.

Con agradecimiento por el sentimiento de paz, calma y bienestar —sin importar lo que ocurra— suelto esta oración, confiando en que las leyes espirituales ya lo han hecho. Al buscar la paz, encontramos más paz en nuestro mundo en el transcurso de nuestras actividades diarias, y esto vigoriza a los demás.

Y así es.

Andra Sandberg, RScP
Centro parala Vida Espiritual, Santa Rosa